cuatro y seis

Volví un día
y me diste en regalo a la Vida.

Ellos: me buscaron,
recibieron,
y formándome,
como pudieron.. lo hicieron «bien..»:
Hicieron lo correcto.

Con cuatro, y en seis, que dan diez,
sin mucha fuerza, ni guía, me deje llevar.

Ni carro. Ni barca. Ni espejo. Me detuvieron.
Siete perros también me cuidaron..

Con tres y nueve,
en desesperación: GRITÉ!

Creí caer,
pero estabas ahí para sostenerme.
Creí romperme,
y perderme…
en-más-de-m1l pedazos…
en estallido…-

(y fue ahí
cuando -y dónde-,
me encontré).

. . .

En cuatro más uno..
-que no son cinco-,
Amor, te reencontré..

Con cuatro y seis, hoy escribo…

«¿Quien dijo que hemos venido a ser felices?»
Responde, el Guía y Maestro, -que no quiere serlo-…

No lo sé.
La Vida me sorprende en onda felicidad..
Y Yo la dejo.

// Inicios de Agosto, 2017 y Tiempo de Mikael.

¿Que piensas..? Comparte tu comentario...

// Website personal de Gustavo A. Zanetti.
A %d blogueros les gusta esto: