Cargando..

Trabajo biográfico.
Apertura para un camino de desarrollo personal – Fundamentos (#3)


El transcurrir de nuestra existencia, está determinado por las distintas etapas –edades– que vamos transitando. Niñez;  segunda infancia; adolescencia y juventud a partir de los 21 años, darán un marco de «cierre» a nuestro crecimiento corporal, no así al espiritual… que empezará en un despertar paulatino para llegar a su etapa plena de desarrollo, a partir de los 42 años.

Este proceso, en su enumeración expresada en el anterior párrafo, guarda el desenvolvimiento que la Antroposofía propone para las etapas de  la vida1.Una valiosa introducción a lo que la Antroposofía propone al respecto, puede encontrarse en la bibliografía sobre Pedagogía Waldorf, y en los aportes y desarrollos de Bernard Lievegoed al respecto de las etapas de crecimiento y desarrollo..  Aproximarse a él, desde una comprensión de las mismas, nos da la oportunidad de -en una mirada retrospectiva sobre nosotros mismos, y nuestra existencia- reconocer, integrar, e incluso conciliar esas «marcas» que nuestra vida en su transcurrir nos deja.

El Trabajo Biográfico, que siendo -en su propuesta- individual o grupal.. más siempre es: introspectivo y personal, nos habilita e invita a un encuentro con nosotros mismos.. Con ese que fuimos -y somos..- Con esas historias y vivencias que han dejado marca en nuestra Alma, y que con valentía y respeto, podemos hoy intentar mirar de frente…

Notas y Referencias   [ + ]

1. Una valiosa introducción a lo que la Antroposofía propone al respecto, puede encontrarse en la bibliografía sobre Pedagogía Waldorf, y en los aportes y desarrollos de Bernard Lievegoed al respecto de las etapas de crecimiento y desarrollo.
Top